Las sillas Eames son un clásico del diseño moderno. De bajo costo y con la posibilidad de fabricarlas en serie, este producto se convirtió en un ícono de los años 50 y hasta el día de hoy sigue siendo un elemento que brinda frescura, modernidad y simplicidad a cualquier espacio.

Acá te contamos su origen y te dejamos algunas imágenes que pueden inspirarte a utilizarlas en diferentes ambientes.

Charles y Ray Eames: el origen

Durante los años 40, el diseñador Charles Eames experimentó técnicas para moldear la madera contrachapada y crear una silla de una sola pieza. Sin embargo, debido a la dificultad para modelar la madera y su alto costo, decidió dejar en stand by su proyecto por un tiempo.

Años más tarde y casado con la diseñadora y arquitecta Ray Kaiser, la pareja volvió a explorar la posibilidad de crear una silla de producción masiva. A pesar de sus esfuerzos, eran incapaces de producir una forma curva en contrachapado a través de una sola cáscara. Sin embargo, gracias a esos experimentos nació la Silla Eames Plywood, compuesta de paneles de contrachapado moldeado, separando el respaldo del asiento y antecesora de la famosa silla Eames que conocemos en la actualidad.

Silla Eames Polywood - Potro Inmobiliario
Eames Polywood: la antecesora de la famosa silla Eames

Durante la década del 50, la pareja Eames presentó un nuevo prototipo de silla de madera para el certamen de diseño Low Cost organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). El nuevo producto, si bien no ganó el concurso, resultó novedoso ya que se trataba de un asiento de una sola pieza.

Debido a los costos de producción, la pareja de diseñadores decidió experimentar con nuevos materiales como el plástico reforzado con fibra de vidrio, un material que puede ser moldeado en formas orgánicas. Así nació lo que hoy conocemos como sillas Eames.

sillas Eames - Potro Inmobiliario
Sillas Eames modernas de plástico reforzado

Un producto, miles de opciones

Las modernas Eames se caracterizan por su versatilidad y por la frescura que aportan a los ambientes. El diseño de este elemento sigue evolucionando hasta el día de hoy, incluyendo nuevos colores, alturas, opciones de montajes, variaciones en su base y en su tapicería.

Acá te mostramos algunos ejemplos para que puedas usarla en tu hogar u oficina.